Descubriendo que es la “Independencia Financiera”

Como se relaciona la “Independencia Financiera” (Financial Independence) con viajar? Mi historia comienza con las computadoras:

Como la mayoría de los desarrolladores de software, aprendí a programar por curiosidad. Mi tío fue probablemente la persona que me introdujo al mundo de los juegos de computadora, usando floppy disks de 5¼-pulgadas y 3½-pulgadas en un 386. Tiempos aquellos donde la única preocupación era saber donde estaba la llave para abrir la puerta en “Maniac Mansion“, cierto?

Esa misma curiosidad eventualmente me impulsó a trabajar fuera de mi país a los 19 años, y a visitar lugares distintos (38 países hasta la fecha). Viajar de esta forma tan “desmedida” trae muchas satisfacciones, pero también algunos inconvenientes: estar lejos de tu familia y amigos, gastar ahorros a un ritmo frenético, sentir que ya no perteneces a ningún lugar, entre otros. De estos inconvenientes hablaré en otro post, pero hay otro inconveniente que me permitirá entrar en materia:

 

No quiero ser un empleado el resto de mi vida

No es que odie lo que hago, por el contrario, programar es una de las actividades que mas felicidad me causa y afortunadamente es una habilidad bien pagada. Pero empece a preguntarme: que sentido tiene gastar los años de vida que me restan (muy limitados, 60 si salgo con suerte) tratando de estirar 20 días de vacaciones?

Cada vez que le daba vueltas a la idea, se convertía en algo más y más bizarro: 260+ días trabajando para otro, a cambio de 20-30 días de vacaciones. Esto no tiene sentido. Sin embargo, parece que estamos rodeados en un mundo donde tus opciones son:

  1. Tienes que ser millonario! Crea un app! Monta un negocio!
  2. Trabaja por el resto de tu vida, disfruta lo mas que puedas en el camino

Así que yo seguí con mi opción B. Opción B es perfecta, todos a tu alrededor viven en opción B, sales a comer afuera todos los días, te vas de tragos el viernes y pagas la ronda porque puedes, pides un crédito en el banco para cambiar de carro, compras en Amazon cualquier cantidad de cosas cool aunque la mayoría están guardadas en el closet porque ya compraste algo aun mejor y finalmente, ahorras como puedas para esos 20 maravillosos días del año: “vacaciones”.

 

Opción C: Independencia Financiera

Estaba en el aeropuerto buscando algún libro que me mantuviera ocupado en las largas 20+ horas de vuelo que tenia por delante para visitar a mis suegros (porque claro, en los 20 días de vacaciones al año tienes que incluir visitas a familiares) y me encontré con Padre Rico, Padre Pobre. Para ser honesto, no tenia la menor idea de que era el libro, aunque si sabia que era muy famoso y probablemente relacionado con inversiones.

En este libro, el autor Robert Kiyosaki explica como su padre pobre siempre le aconsejaba buscar un buen trabajo, escalar posiciones, ser un opción B. Por el contrario, el padre rico le explicaba que existe otro camino, en el cual comprando assets (activos) se puede conseguir Independencia Financiera. (El término en español suena a scam piramidal y todavía no me acostumbro, así que prefiero llamarlo FIRE o IF).

Durante el resto de mis vacaciones estuve reflexionando sobre las lecciones del padre rico. Tan pronto regresé a casa, le comenté a mi flatmate sobre algunas de estas ideas y descubrimos que hay muchas otras personas que han alcanzado F.I.R.E. (Financially Independent and Retire Early). Mejor aun, todas sus experiencias, aprendizajes y conocimientos están disponibles en sus blogs.

Así fue como conocí las historias de Mad Fientist (el primer blog que encontré y mi favorito), Mr. Money Mustache, Mike and Lauren y muchos otros. En menos de una semana leí docenas de blogs posts y escuche mas podcasts que en todos mis años usando internet.

 

Como Neo descubriendo The Matrix

Descubriendo que es la independencia financiera

Todo hacia sentido! Finalmente había encontrado a otros, que como yo, se rehúsan a lo que yo llamo “la opción B”. Aussie Firebug, otro joven en camino a conseguir IF en un par de años, describe en su blog la opción B de la siguiente forma (traducción):

6:00 AM: Arrástrate como puedas desde la comodidad de tu cama hasta el frío de la calle.

7:00 AM: Dirígete hacia la estación del tren y procede a forzar tu entrada a la lata de atún (el tren). Prende el iPod y suplica que nadie te hable

8:00 AM: Empieza a trabajar

5:00 PM: Termina de trabajar y estrújate de vuelta en el gusano de metal habitado por estornudos, tos y narices con gripe.

6:00 PM: Organiza la cena

8:30 PM – 10:30 PM: Ve el ultimo episodio de Game Of Thrones y comparte algo de tiempo con tu alma gemela

10:30 PM: A dormir

Repite esto por 5 días hasta que llegues al GLORIOSO fin de semana donde tienes que poner al día todas las tareas pendientes (lavar, limpiar, pagar las cuentas, etc.) …

Repite esto por todo un año y serás merecedor de disfrutar cuatro semanas completas solo para ti, antes de que te toque regresar a otro año de esclavitud moderna. Pero no todo esta perdido, solo tienes que repetir este proceso por otros ~45 años.

No se tú, pero yo no quiero vivir esta vida, opción B sucks.

 

El ABC de la Independencia Financiera

Hay muchas formas de explicar como funciona la Independencia Financiera (IF) y mas importante aun, como llegar a la IF. Yo estoy muy lejos de ser un experto en el tema, pero es mi intención publicar en las próximas semanas un blog post para cada uno de los que hasta los momentos considero son los pilares, el ABC de la Independencia Financiera:

  1. Cambiando tu estilo de vida y ahorrando
  2. Entendiendo y respetando el interés compuesto
  3. Invirtiendo tus ahorros para alcanzar la meta
  4. Aplicando el retiro de dinero seguro (4% – Safe Withdrawal Rate)

(Suscríbete a las notificaciones si quieres recibir un email cuando publique nuevos posts)

Se que todo suena muy raro, pareciera una mezcla de “libro de auto ayuda”,  con clase de contabilidad y blog de Laura en America. Pero la verdad es que IF no es más que matemáticas, pero sobre todo el deseo de hacer cambios en tu estilo de vida. Cambios que te permitan retirarte en 5 o 10 años y tener la libertad de decidir qué quieres hacer con cada día de tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *