Las guías de viaje no son para tontos

Debo admitir que era de los que odiaba las guías de viaje. No quería que un libro me dijera lo que tenia que hacer. Cuando te sientes un viajero “experto” quieres ser TU quien decida cuales lugares visitar, sin seguir a las masas. Sin embargo, no es cierto que 90% de las veces terminas en los mismos sitios que esos turistas que querías evitar?

La experiencia me demostró que las guías de viaje como Lonely Planet, Rough Guide o Fodor's Travel son un aliado de tus viajes, incluso para ahorrar.

Durante mi viaje por Beijing un buen amigo tenia como regla no salir sin su guía Lonely Planet. Al final, todos terminamos adorando este libro porque nos ofreció “hidden gems” o rutas de caminata que están fuera de la ruta del turista convencional.

 

Caminar sin rumbo: buena o mala idea?

Una de las cosas que mas disfruto cuando viajo solo es caminar sin rumbo. Es perfecto para fotografía porque te permite terminar en lugares desconocidos como este:

1501241_10152138783323478_1976459599_o

Sin embargo, estas caminatas “a la deriva” muchas veces terminan en zonas residenciales sin ningún atractivo. En otras ocasiones, en calles solitarias donde no eres bienvenido.

Para viajes cortos, puedes ahorrarte estas malas experiencias con una guía de viaje. Muchas de ellas ofrecen rutas para salir de lo convencional. Esto no solo te ofrece una experiencia mas real y local de la cuidad que visitas, también te permite alejarte de los restaurantes costosos.

Incluso no tienes que gastar en comprar la guía. Para mi viaje a Marrakech una amiga me prestó su guía, seguramente tu tienes algún amigo fanático de estas guías. Termino siendo nuestra arma secreta para decidir cuales “must-see” evitaríamos porque cobraban entrada. Ahorramos tiempo, dinero y tuvimos una experiencia genial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *